Disparan contra dos sujetos, uno muere en Xochimilco

El cuerpo de un hombre quedó tirado al intentar escapar de una balacera en las calles de la alcaldía Xochimilco; a un costado de él, rodeado de casquillos percutidos, un sujeto de alrededor de 40 años quedó tirado en el suelo, herido y pidiendo ayuda.

De acuerdo con las autoridades de la Ciudad de México, la camioneta en la que presuntamente viajaban ambos sujetos tenía las placas del estado de Guerrero y quedó detenida luego de chocar contra una banqueta.

Las autoridades capitalinas presumen que el crimen se trató de un ataque directo, pues algunos vecinos comentaron que, luego de escuchar disparos en repetidas ocasiones, pudieron ver a algunos sujetos escapar a pie.

El ataque se registró en la calle Lázaro Cárdenas, colonia San Juan Tepepan, alcaldía Xochimilco, y hasta el lugar se presentaron paramédicos de la demarcación, quienes trasladaron al sujeto herido al hospital más cercano.

Elementos de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México montaron un dispositivo de búsqueda cerca del lugar; sin embargo, hasta el momento no se reportan detenidos el ataque contra los dos hombres.

Hasta el momento, la Secretaría de Seguridad Ciudadana dice desconocer los motivos del crimen, aunque ya llevan en el lugar las investigaciones correspondientes.

Finalmente, vecinos de la zona rumorean que ambas víctimas son habitantes de la colonia; pero aún no se conoce la identidad de los involucrados.

Esta balacera se suma a la que, dejó a una niña de 4 años herida por el intercambio de disparos que mantuvieron varios hombres en calles de la colonia Morelos, alcaldía Venustiano Carranza.

En dicho caso, la policía de la Ciudad de México detuvo a tres presuntos implicados en los hechos.

Los sospechosos son dos jóvenes de 18 años y un menor de 16, respectivamente. Operadores del Centro de Comando y Control (C2) Norte, reportaron que en la calle Ferrocarril Interoceánico, había una persona lesionada y al llegar al lugar, un hombre de 29 años explicó que escuchó los disparos y después vio que su hija de cuatro años tenía sangre en la cabeza.