Ejecutan a sujeto que vendía tenis en la GAM

Dos certeros balazos en el rostro de arma de fuego calibre .9 milímetros acabaron con la vida del comerciante de tenis, Miguel Ángel “G”, alias El Pareja, de 50 años de edad tras retirarse de un domicilio, donde hizo su última entrega. El responsable fue un sujeto que vestía sudadera gris, quien tras cometer el crimen se dio a la fuga.

Por la forma en que fue cometido este crimen, los encargados de las investigaciones presumen que se trata de un ataque directo; sin embargo, serán los avances de las indagaciones los que determinen los motivos reales por los que fue ultimado.

En la Carpeta de Investigación CI-FIEDH/2/UI-1 C/D/00367/10-2021, iniciada por el delito de homicidio doloso por disparo de arma de fuego se encuentra asentado que alrededor de las 20:00 horas del pasado domingo, el señor Miguel Ángel “G”, abordó su motoneta y se dirigió a entregar un par de tenis que le habían pedido vía internet.

Al llegar a la avenida Benito Juárez, esquina con Tenochtitlan, Colonia Castillo Chico en la alcaldía de Gustavo A. Madero detuvo su motoneta y se dirigió al domicilio donde le habían solicitado el par de tenis. Llamó a la puerta y ahí salió un hombre quien le pagó los tenis y cerró la puerta.

En los momentos en que Miguel Ángel “G” se dirigía hacia su motoneta fue interceptado por un sujeto que vestía sudadera gris y sin mediar palabra se le acercó y le disparó en dos ocasiones con un arma de fuego. Los proyectiles se le incrustaron en el rostro a Miguel Ángel, por lo que se desvaneció mortalmente herido.

Luego de ello, el agresor corrió hacia la calle de Tenochtitlan, en tanto que las detonaciones de arma de fuego alertaron a los vecinos, mismos que al ver tendido en un charco de sangre al comerciante de tenis, de inmediato solicitaron la intervención de personal de los cuerpos de socorro y de la policía.

Paramédicos de la Cruz Roja y del Escuadrón de Rescate y Urgencias Médicas revisaron el cuerpo de este hombre y diagnosticaron que ya había dejado de existir a consecuencia de las dos heridas de arma de fuego que se le incrustaron en el rostro.

La escena del crimen fue acordonada por policías municipales, en tanto que autoridades ministeriales, periciales ya gentes de la Policía de Investigación realizaron la inspección ocular. Fue entonces cuando encontraron dos casquillos percutidos de arma de fuego calibre .9 milímetros, los cuales son analizados por los peritos de la Fiscalía General de Justicia de la CDMX, en busca de evidencias que los lleve al esclarecimiento del crimen.

Como parte de las pesquisas, las imágenes de las cámaras de videovigilancia de la zona son analizadas por la policía de Investigación y personal ministerial, a fin de obtener información que los lleve a obtener el rostro del sujeto de la sudadera gris que ejecutó al comerciante de tenis, Miguel Ángel “G”, alias El Pareja.