Pequeños despachos tienen mayor riesgo con el SAT

Rebeca Marín

La obligación para que quienes auditen a grandes contribuyentes reporten sus incumplimientos o de lo contrario enfrenten sanciones provocará que las grandes firmas de contadores no den este servicio y los más expuestos sean despachos pequeños, advirtió el Instituto Mexicano de Contadores Públicos (IMCP).

La Cámara de Diputados aprobó una reforma al artículo 91-A del Código Fiscal que establece la responsabilidad a los contadores de reportar al SAT incumplimientos de las empresas que auditan y que tengan ingresos de mil 650 millones de pesos anuales o más. De no hacerlo, enfrentarán sanciones que incluyen hasta 6 años de cárcel.

«(Las autoridades) deben contemplar que las firmas globales no van a aceptar los trabajos y van a ser despachos más pequeños que, algunos pudieran no contar con políticas de control de calidad, y que desafortunadamente son las que pueden caer en este perjuicio, en caso de que exista algún delito que la autoridad identifique como penal, fiscal», advirtió en conferencia Laura Grajeda, presidenta nacional del IMCP, cargo que hoy asumió.

Grajeda explicó que las firmas globales no participarán porque previo a aceptar un servicio de auditoría, realizan un control de riesgos y el cambio avalado para que deban reportar un presunto incumplimiento de las empresas auditadas representa un desincentivo.

Enfatizó que los contadores que hagan estas auditorías pueden ser acusados y sancionados por el incumplimiento de alguna compañía, pese a que sea un acto fuera del control de estos profesionales.

Esta obligación todavía será discutida en el Senado en los próximos días, pero en lo aprobado por los diputados no se detalla bajo qué normas deberá ser reportado.

«Queremos sensibilizar a los senadores para que identifiquen que es excesivo el trato que se le está dando al profesional que trabaja, que se preocupa en hacer las cosas de manera correcta, que nosotros como el organismos más representativo en México de contadores públicos estamos muy preocupados por esta situación», declaró Grajeda.