La Reforma Eléctrica puede generar incertidumbre en el último trimestre del año

Rebeca Marín

La iniciativa de reforma eléctrica en México puede generar desconfianza por parte de los empresarios y provocaría frenar proyectos de inversión lo que repercutirá en el crecimiento económico para el cuarto trimestre del 2021, comentó Gabriela Siller, directora de análisis económico de banco Base.

Agregó que “la iniciativa generaría un retroceso enorme para nuestra economía, habría mucha incertidumbre para las empresas grandes que ahora tendrán que autoabastecer y recurrir a la Comisión Federal de Electricidad (CFE) y ello implicaría mayores costos para las empresas”.

“Ese aumento en costos de las firmas implicaría un menor margen de ganancias, y podría ser que quieran pasar al consumidor final parte de este costo, lo que también implicaría mayor presión a la inflación”, expuso la experta.

Comentó que revisaron a la baja sus estimados para el PIB al cierre de año.

“Nuestra expectativa de crecimiento disminuyó, traíamos una expectativa de 5.8 a 6.7 por ciento y ahora estimamos entre 5.4 a 6.2 por ciento”.

Siller explicó que el comportamiento de la economía en último trimestre dependerá de la tercera ola del coronavirus y factores como la reforma del outsourcing, que afectó al sector servicios, y en el sector secundario las disrupciones en las cadena de suministro y por la escasez de productos particularmente los chips de semiconductores.