Samuel García aplicará una nueva Reforma Penal Fiscal en NL

Rebeca Marín

Samuel García, gobernador electo de Nuevo León, declaró que una de sus primeras acciones cuando asuma la gubernatura será perseguir a las factureras de la entidad.

De acuerdo con García, dará a conocer el nombre de las 200 factureras detectadas por la Unidad de Inteligencia Financiera de Nuevo León. Según los reportes, estas empresas recibieron contratos del gobierno estatal y de los municipales entre 2009 y 2019.

García dijo que la Contraloría estatal integrará las carpetas de investigación en todos estos casos y las hará públicas. También advirtió que buscará prisión preventiva para los factureros. Por último, dijo que está buscando un castigo ejemplar.

Cuando fue senador, Samuel García participó en la iniciativa de la reforma penal fiscal que se aprobó en 2019. Entre otras cosas, incluye los siguientes cambios:

Equipara contrabando con delincuencia organizada.

Equipara la defraudación fiscal con delincuencia organizada.

Establece prisión preventiva para delitos fiscales.

Equipara la compra venta de facturas falsas con delincuencia organizada.

De acuerdo con Carlos Romero Aranda, titular de la Procuraduría Fiscal de la Federación (PFF), la reforma también ha conseguido grandes resultados en recaudación:

En 2020, en plena pandemia, en la parte baja del ciclo económico, la actividad económica se fue a cero, el petróleo llegó estar en cero pesos, el dólar se fue a 25 pesos, y ahí con las medidas que se tomaron, con la reforma penal fiscal, con la persecución de la defraudación fiscal, no sólo la recaudación no cayó, no cayeron los ingresos tributarios, sino que de 2019 a 2020 la recaudación subió 170 mil millones de pesos, no se endeudó al País, no se pidieron nuevos créditos y no se pusieron nuevos impuestos.

Sin embargo, hasta el momento, la reforma no ha llegado a Nuevo León. Así, García se comprometió a empezar a aplicarla cuando asuma la gubernatura el próximo 4 de octubre.

De acuerdo con Romero, actualmente se está trabajando en que todas las entidades federativas adopten la reforma penal fiscal. Así, la PFF podrá presentar las querellas por defraudación fiscal en todo el país y conseguir los acuerdos reparatorios o sentencias condenatorias que sigan mejorando la recaudación.