El extraordinario desarrollo de Chimalhuacán, se debe al Proyecto “Nuevo Chimalhuacán” encabezado por Tolentino

Gloria Brito Nájera

Creo firmemente que los pueblos deben aprender las lecciones de su historia, lo que ha ocurrido a lo largo de los tiempos, lo bueno y lo malo.

La gente debe aprender a distinguir la diferencia entre el trabajo y la demagogia; entre la verdad y las mentiras; entre los intereses mezquinos, que buscan privilegios y sus verdaderos líderes, aquellos que entregan su vida y luchan por una nueva sociedad; entre los que siembran el odio entre el pueblo y los que trabajan para educar y organizar al pueblo.

Viene a cuento porque hoy quiero referirme al municipio de Chimalhuacán, con una población de 800 mil habitantes, a unos 20 kilómetros al oriente de la Ciudad de México. Hace 21 años era gobernada por uno de los peores cacicazgos, el cacicazgo de la tristemente célebre Guadalupe Buendía, alias “La Loba”. En el año dos mil llegó al poder municipal el Biólogo Jesús Tolentino Román Bojórquez, miembro destacado del Movimiento Antorchista Nacional.

Para entonces en Chimalhuacán reinaba el atraso total, el 90% de su población carecía de servicios, por la enorme apatía y abandono de las autoridades de entonces, Chimalhuacán, siendo un municipio de tal magnitud, sólo contaba con un camión de basura, seis patrullas destartaladas, calles convertidas en verdaderos basureros, en donde, un día sí y otro también, aparecían muertos encostalados (ejemplo: Av. Torres); con más del noventa por ciento de las calles sin pavimentar, y viviendas sin servicios de agua y drenaje, etc., etc.

En el año 2000 se unieron varias agrupaciones bajo el Proyecto “Nuevo Chimalhuacán” encabezado por el Biólogo Jesús Tolentino Román Bojórquez, así se organizaron miles de gentes nativas, colonos, comerciantes, estudiantes, taxistas, y junto con el gobierno municipal, bajo el liderazgo de Jesús Tolentino, a través de miles de gestiones y varias movilizaciones ante las autoridades estatales y federales, consiguieron cambiar el rostro de Chimalhuacán, transformado asombrosamente este municipio, dejando atrás el enorme atraso en que vivía.

Por su reciente y espectacular desarrollo, Chimalhuacán debe ser orgullo de los hombres y mujeres desprejuiciados. Ofrezco una disculpa, a quien de buena fe pretenda conocer y constatar que no exagero en mi narración, por no poder presentar todos los logros que me gustaría presentarles, pero me falta espacio para hablar de todos los beneficios, que en estos 21 años de gobierno antorchista, han llevado a Chimalhuacán.

Se logró levantar bandera blanca en alfabetización; pozos y red de agua potable, electrificación y drenaje, para todo el municipio; alumbrado público; con jornadas de limpieza se levantaron toneladas de basura de los camellones en avenidas principales, que se habían convertido en verdaderos basureros; se construyeron: auditorios, como el moderno y portentoso “Acolmixtli Nezahualcóyotl” de la cabecera municipal con capacidad para 1,700 usuarios, el teatro “Humberto Vidal Mendoza”, el Museo “Chimaltonalli”, la Plaza de la Identidad,  El Recinto Ferial, El Museo “Canto del Cincel”, el Parque Acuático “El Chimalhuache”, La alberca Olímpica “Noé Hernández”, El Deportivo “El Tepalcate”, Deportivo “La Laguna”, dos frontones, La Biblioteca Municipal “Amoxtlatiloyan”, El Hospital General “San Agustín”, la rehabilitación del hospital 90 camas, pavimentación de las avenidas principales y miles de calles; edificios para la atención a discapacitados y abuelitos, la Policlínica de especialidades médicas; el Hospital de especialidades del IMSS; plazas públicas; ocho universidades, entre ellas:

El TESCH, la Universidad Politécnica, la UAEM, el CUCH, la ESBA, la Escuela Normal IMA, el Centro Universitario Tlacaélel; el Mexibús; la Unidad Especializada de la policía; el Planetario digital; el Lago artificial; la granja Interactiva “Chantlalcalli”; El Paseo “Guerrero Chimalli”; mercados; distribuidores viales: Xochiaca, Piedras Negras; El revestimiento del río Coatepec; Planta tratadora de aguas residuales; inicio de la Cd. Deportiva CERAO; se disparó la práctica del deporte con albercas semiolímpicas, unidades deportivas; se promovió la cultura, se formó la orquesta sinfónica de Chimalhuacán “Independencia”; la gigantesca escultura metálica del Guerrero “Chimalli”, obra del escultor mexicano Sebastián, que da al entorno la notable mejoría en la vida de la población; entre otras.

Y ahora gente de Morena (partido que ha resultado igual o más corrupto que a los que acusa de ese delito) que se caracterizan por ser gente sin escrúpulos, eso sí con mucha ignorancia, en algún programa en redes sociales, hundidos en el pantano de sus mentiras y calumnias (como ya se ha hecho costumbre en Morena) acusa a Tolentino de “corrupción”, otra vez al estilo de morena, sin probar nada, apegados al ya gastado estribillo de: repite mil veces una mentira y la gente creerá que es verdad, se les olvida que, la historia no perdona, como le pasó a Hitler que uso, con ese estribillo, su propaganda llena de mentiras.

Yo dudo mucho que ahora Morena, quién logró la mayoría en las últimas elecciones en Chimalhuacán, pueda hacer la proeza que hizo Tolentino por los chimalhuaquenses, lo saben y por eso quieren opacar la obra de Tolentino, enlodando su nombre, piensan que su poder en el gobierno será eterno, pero se equivocan, la historia no perdona y con el tiempo a cada quién lo pone en su lugar. Con paciencia y al tiempo.

image.png