Sectores empresariales e industriales exigen que se quiten los bloqueos al ferrocarril

Rebeca Marín

Los industriales que integran la Confederación de Cámaras Industriales de los Estados Unidos Mexicanos (Concamin), realizaron un llamado al Gobierno Mexicano y al Presidente Andrés Manuel López Obrador, de terminar los bloqueos a las vías férreas en Michoacán, ruta clave para la operación de puntos estratégicos como el puerto de Lázaro Cárdenas.

Ejemplificó que en los bloqueos de 2021, han generado que se queden detenidos más de 4,700 contenedores en el Puerto de Lázaro Cárdenas y afectan anualmente el tránsito de 130,205 toneladas de cemento, con las que se podrían construir 21,700 viviendas o 3.6 veces el estadio Azteca.

“Es preocupante que este tipo de actos comience a normalizarse en el país. No podemos darnos el lujo de seguir sumando pérdidas económicas para México y para los mexicanos”, expresó Felipe de Javier Peña Dueñas, presidente de la Comisión de Transporte de la Concamin.

Denunció que en lo que va del año, ha habido bloqueos por más de 45 días en el estado de Michoacán, afectando la operación y el tránsito de mercancías, la certidumbre de inversiones, el suministro de materias primas necesarias para el funcionamiento de miles de industrias y, sobre todo, a cientos de trabajadores que no han podido cumplir con sus labores y hoy ven en riesgo sus empleos.

La Concamin subrayó que durante este año, se han registrado 21 bloqueos en esa entidad, generando pérdidas millonarias, convirtiendo a Michoacán en una entidad en donde no existe el estado de derecho, afectando su capacidad para atraer nuevas inversiones y generar empleos de calidad.

Hoy están paralizados cargamentos de industrias como la siderúrgica, agroindustrial, automotriz e hidrocarburos y las empresas comienzan a buscar alternativas de rutas para completar el traslado de mercancías y productos terminados, resaltó.

Estos bloqueos impactan en toda la cadena de suministro de la región de América del Norte y, por ende, en la relación comercial con Estados Unidos y Canadá. México deberá dar garantías a sus socios comerciales de que está dispuesto a resolver los temas que ponen en riesgo a la integración de las cadenas de suministro.

Para Peña Dueñas, los hechos expuestos, no solo vulneran el carácter estratégico del sector ferroviario, del estado de derecho y la imagen de México, también atentan contra el crecimiento económico y el desarrollo social, que requiere urgentemente del restablecimiento de la certeza operativa indispensable para la continuidad de las cadenas logísticas y el funcionamiento adecuado de la actividad económica, la producción y la generación de valor.

image.png