Rescatan a dos menores de edad y a su abuelo de un incendio

De entre las llamas que consumían su vivienda, dos menores de edad y su abuelo fueron rescatados por policías de la Secretaría de Seguridad Ciudadana de la Ciudad de México en la Colonia Lomas de Tarango en la Alcaldía de Álvaro Obregón.

Al llegar a la calle Loma Nueva, observaron que al interior de la vivienda se apreciaba el fuego, por lo que de inmediato solicitaron el apoyo y acordonaron la zona para dar vialidad y acceso a las unidades de emergencia.

Mientras tanto, los oficiales de la SSC rápidamente hicieron una revisión visual y se percataron que había tres personas al interior, por lo que ingresaron a la casa y cargaron a dos menores de edad y su abuelo para alejarlos de las llamas, con apoyo de personal del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Una vez que los tres fueron puestos a salvo en un lugar seguro alejado del humo esperaron el arribo de los socorristas; los paramédicos atendieron al propietario del inmueble, un hombre de 58 años de edad, a quien diagnosticaron con quemaduras de primer y segundo grado en el nueve por ciento del brazo derecho.

También fueron atendidos los dos pequeños de cinco y seis años de edad, quienes sufrieron crisis nerviosa, por lo que se les brindó apoyo médico hasta que se encontraron en mejores condiciones de salud, pero ninguno requirió traslado a un hospital.

Durante la valoración de los paramédicos dentro de la ambulancia, a los menores de edad y a su abuelo se les brindó un diálogo amistoso y de seguridad para tranquilizarlos, además les ofrecieron agua.

Mientras tanto, los oficiales de la SSC rápidamente hicieron una revisión visual y se percataron que había tres personas al interior, por lo que ingresaron a la casa y cargaron a dos menores de edad y su abuelo para alejarlos de las llamas, con apoyo de personal del Heroico Cuerpo de Bomberos.

Una vez que los tres fueron puestos a salvo en un lugar seguro alejado del humo esperaron el arribo de los socorristas; los paramédicos atendieron al propietario del inmueble, un hombre de 58 años de edad, a quien diagnosticaron con quemaduras de primer y segundo grado en el nueve por ciento del brazo derecho.

También fueron atendidos los dos pequeños de cinco y seis años de edad, quienes sufrieron crisis nerviosa, por lo que se les brindó apoyo médico hasta que se encontraron en mejores condiciones de salud, pero ninguno requirió traslado a un hospital.

Durante la valoración de los paramédicos dentro de la ambulancia, a los menores de edad y a su abuelo se les brindó un diálogo amistoso y de seguridad para tranquilizarlos, además les ofrecieron agua.