Monreal le exige a la SCJN aceptar la controversia de José Luis Vargas

Martín Aguilar

El Coordinador del grupo parlamentario de Morena en el Senado, Ricardo Monreal Ávila, solicitó a la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) admitir la controversia constitucional presentada por José Luis Vargas como titular del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

En una carta enviada al presiente Ministro de la SCJN, Arturo Zaldívar Lelo de Larrea, destacó la importancia evitar una “crisis constitucional”, ya que el TEPJF tiene pendiente de resolver una gran cantidad de trámites en estudio derivados del proceso electoral, los cuales deben recibir una resolución conforme a derecho.

“Ante la potencial crisis institucional en el Tribunal Electoral se debe anteponer su atención en la agenda nacional, porque mañana podría enfrentar la misma situación la presidencia de la SCJN o cualquier otro órgano constitucional autónomo”, advirtió el Senador.

Ricardo Monreal afirmó que las causas y razones importan, pero los procedimientos constitucionales deben ser la vía para la solución de cualquier diferencia, porque “un Estado con tribunales democráticos requiere jueces demócratas y, ante todo, ello implica observar el Estado de Derecho”.

Lo ocurrido, dijo, “al dejar sin efectos el mandato constitucional de que el presidente ejerza el cargo por cuatro años, y en un ámbito de falta de regularidad, sin considerar las formas correspondientes, es un acto que, de entrada, no debe justificarse, y por el contrario, debe ser valorado, en especial si atenta contra la estabilidad de una de las instituciones más importantes de este país: el Tribunal Electoral”.

Para ello, indicó que debe considerarse que “ni la Constitución, ni la Ley reconocen alguna facultad a favor de las magistraturas del Tribunal Electoral para evaluar formalmente a su presidente. El único órgano facultado para supervisar la actuación de las magistraturas integrantes del tribunal es la Comisión de Administración”.

Asimismo, señaló que la Constitución “tampoco establece alguna facultad para destituir o revocar el acuerdo de designación de un presidente electo”.

Monreal detalló que durante la sesión en la que se realiza el nombramiento del nuevo presidente tampoco es válida porque se convocó de manera irregular: la supuesta ausencia del presidente. Además, también no se convocó con la anticipación razonablemente exigida, ni se transmitió por la vía idónea, sino que se hizo a través las redes sociales de la Escuela Judicial Electoral.

En ese sentido el Senador morenista dijo que actualmente el Tribunal se encuentra en potencial crisis institucional, pero también en una confrontación política, que sólo se superará con la voluntad de sus integrantes y a través de la interlocución de buena fe, tanto de la Suprema Corte de Justicia y en el Senado de la República.

Finalmente, Monreal comentó que el Senado y otras instituciones del Estado mexicano requieren “coincidir en un Estado constitucional, democrático y de derecho, ante todo, requiere que sus instituciones y los integrantes de las mismas, actúen con apego a la Constitución y la Ley”.

La tarde del pasado 4 de agosto, cinco de los siete magistrados de la Sala Superior del TEPJF pidieron evaluar la gestión de José Luis Vargas Valdez, así como su renuncia, lo que Vargas calificó como un “golpe de Estado”.

Después de varios minutos de discusión sobre el tema, la sesión se fue a un receso. La sesión de la Sala Superior se reanudó minutos después sin la presencia de Vargas Valdez, por lo que la Magistrada Janine Otalora Malassis encabezó la sesión y fue ahí cuando cinco magistrados votaron por nombrar a Reyes Rodríguez Mondragón como Magistrado presidente.

Ricardo Monreal A. (@RicardoMonrealA) | Twitter